Watsu. Un Medio Diagnóstico

Las Terapias Acuáticas se podrían definir como el conjunto de acciones que desarrolla un terapeuta en el medio acuático que responden a un objetivo terapeútico. Estas actividades se han agrupado de acuerdo a sus principales beneficios y técnicas dentro de las que podemos mencionar el

Las Terapias Acuáticas se podrían definir como el conjunto de acciones que desarrolla un terapeuta en el medio acuático que responden a un objetivo terapeútico. Estas actividades se han agrupado de acuerdo a sus principales beneficios y técnicas dentro de las que podemos mencionar el #watsu, #aichi, #halliwick #aquadinamic entre otras.

Es así como el Terapeuta Acuático tiene a su disposición una gama de posibilidades para aplicar a su usuario de acuerdo a las necesidades en salud y calidad de vida identificadas.

Muchos de los usuarios que acceden a estás técnicas vienen referidos por otros profesionales en salud que han realizado valoraciones iniciales y generado un plan de manejo integral dentro del que es importante contar con el agua como alternativa para alcanzar los objetivos terapeúticos. En este caso para el terapeuta acuático ya hay un objetivo trazado y se podría dar inicio en la primera sesión a contribuir con el objetivo inicial.

Sin embargo hay otros casos donde el usuario llega de manera espontánea y directa a recibir una sesión de terapias en agua.
Es entonces donde se debe proporcionar una sesión que en sí genere un resultado de acuerdo a lo narrado por el usuario como principal motivo de consulta y a la vez en esta primera sesión se podrá a través de la técnica aplicada, identificar factores corporales, mentales y funcionales que puedan requerir de atención especial.

El desarrollo de todas las técnicas aportan al terapeuta acuático indicios de qué debe ser trabajado prioritariamente, sin embargo en éste artículo quisiera detenerme en las ventajas del Watsu como medio de diagnostico inicial.

El Watsu genera en un primer momento el estímulo de relajación de todos los segmentos corporales tanto por la temperatura del agua como por la cercanía e contención del terapeuta que proyecta confianza y seguridad.

Se da inicio entonces a la sesión con la identificación de la frecuencia de respiración del usuario, aspecto muy importante para proporcionar posteriormente movimientos que contribuyan en alcanzar un nivel de relajación y disminución de la actividad mental.

La inteligencia emocional del terapeuta y el nivel de percepción es muy importante pues le permite saber en qué momento puede dar inicio a la secuencia sin interferir en el momento de encuentro del usuario con su propio yo. Se da inicio entonces a movimientos muy suaves donde ya se puede evidenciar por ejemplo niveles de ansiedad, autoconfianza y seguridad.

Es así como una persona con altos niveles de ansiedad estará alerta, con tonos musculares mas elevados y desconfianza. El hecho de cerrar los ojos y abandonase en brazos del terapeuta muestra autoconfianza y seguridad en sí mismo. Se avanza en la terapia realizando el movimiento de ofrecer con una pierna. Es aquí donde en un principio en algunos casos se generan resistencias con los músculos abductores.

Esta reacción puede depender de muchos factores que el terapeuta deberá esclarecer en el transcurso del proceso de rehabilitación como por ejemplo la rigidez por retracciones musculares, tendinitis, fibrosis, abuso sexual entre otras. Profundizando en los ejercicios se realizan movimientos de rotación donde si el usuario presenta problemas vestibulares ya sea por migrañas, estrés o relacionados directamente con el oído, la persona manifestará algún tipo de molestia o defensibilidad.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la tolerancia al tiempo de la sesión. Este aspecto está relacionado con los periodos de atención y niveles de ansiedad.

Estos son algunos de los signos a través de los que el usuario comunica con su cuerpo y su mente qué necesita. Es deber el terapeuta leer estos signos y sacar el mayor provecho al medio acuático para tratar a las personas de manera integral desde un enfoque biopsicosocial. Una terapia de Watsu integral podrá sanar el cuerpo y la mente.

Marcelo Roque
Fisioterapeuta Especialista en Terapias Acuáticas.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *